SALA DE CRIANZA

Al mismo nivel y comunicada con una puerta se haya la sala de crianza y envejecimiento. Esta sala tiene la peculiaridad, de que su suelo es el auténtico y original del S.XIV, hecho con losetas de barro cocido. La sala se encuentra enterrada bajo suelo por tres de sus caras y la cuarta es la principal que está hecha con un muro de piedra de 90 cm. de grosor, con lo que le confiere un perfecto control de humedad y temperatura constante para la crianza, aislando de los cambios de temperatura del exterior. La sala consta actualmente de 40 barricas de roble Francés: 25 de las cuales son nuevas para el vino estrella de la bodega: GUETA LUPIA y 15 barricas de segundo año, para el segundo vino: FRAFORT.    En esta nave también se encuentra la sala de envejecimiento, donde los vinos reposan y envejecen un mínimo de 8 meses antes de salir al mercado. Estos se ponen en gavias de acero inoxidable en posición horizontal para que el tapón este siempre húmedo y en contacto con el vino.